PROGRAMA EMPRESA LIBRE
DE ADICCIONES (PELA)

Este programa tiene como objetivo mejorar la productividad de las empresas y centros de trabajo promoviendo una cultura de bienestar integral en sus colaboradores, así como de su entorno social inmediato, para favorecer estilos de vida saludables.

Para todos los ámbitos de relaciones y desarrollo humano, la drogadicción es un problema de proporciones incalculables.

El uso y abuso de sustancias psicoactivas, drogas legales o ilegales, evidentes en nuestra sociedad es un motivo de preocupación social y comunitaria y que atañe íntimamente al mundo laboral y empresarial. La drogadicción surge del concurso de varios factores que confluyen para crear una problemática; por lo que el consumo es una realidad que afecta directa o indirectamente a todas las personas y a todos los niveles socioeconómicos y geográficos del país.

Existe suficiente evidencia para afirmar que la adicción al alcohol y a otras sustancias tienen un impacto social negativo importante y que se constituye en la causante de muchos problemas - costos personales y sociales – asociados.

Según reportes de la ONU, el nuevo siglo inició con más de 200 millones de consumidores de drogas, cerca del 75% de consumidores trabajan y los accidentes relacionados con el consumo de sustancias se acercan al 26%.

Justificación

Desde hace algunos años el mundo empresarial ha empezado a ver preocupadamente el fenómeno del consumo del alcohol y otras drogas, y cómo éste influye negativamente en el rendimiento global de una empresa.

Investigaciones internacionales has mostrado resultados que destacan claramente el impacto negativo que el consumo de sustancias ejerce sobre la seguridad laboral y la productividad de las empresas, entre las que se destacan:

  • Problemas disciplinarios
  • Disminución del rendimiento del empleado
  • Aumento de ausentismo
  • Conflictos laborales
  • Aumento de accidentes laborales

PREVALENCIA DE CONSUMO EN ASALARIADOS

(Muestra a nivel país – 18 – 45 años)

SUSTANCIA VIDA AÑO MES
Alcohol 74% 53% 38%
Tabaco 58% 37% 27%
Tranquilizantes 20% 13% 5%
Estimulantes 16% 9% 2%
Marihuana 18% 7% 2%
Marihuana con crack 6% 3% 1%
Marihuana con coca 5% 3% 1%
Cocaína 10% 5% 1%
Crack 6% 4% 1%
Éxtasis 1% 1% 0.20%

Fuente: Estudio Nacional CAP/FUNDASALVA 2004

DESARROLLO DEL PROGRAMA

Evaluación

Incluye evaluación inicial de las necesidades de la empresa, evaluación de las actividades realizadas, informe parcial e informe final de los resultados del programa en conjunto.

Formación Sensibilización/Concientización

consiste en:

  1. Jornadas educativas en la que se da a conocer el programa, su importancia y beneficios; además se brinda orientación que contribuye a prevenir el consumo de sustancias psicoactivas por parte de los empleados.
  2. Capacitación a supervisores o a un equipo de empleados con la finalidad de que dicho equipo promueva actividades preventivas, conozcan cómo detectar casos de personas que consumen sustancias psicoactivas y, cómo desde su papel, pueden manejar dichos casos.

Asistencia (Rehabilitación)

Brinda tratamiento y rehabilitación a empleados que tengan problemas por su consumo de alcohol y/o drogas. Incluye programa de tratamiento y rehabilitación en FUNDASALVA.

Detección y Seguimiento de casos (Prueba CCs antidoping)

A través de la capacitación a supervisores y la asesoría, se brinda orientación sobre alternativas para identificar a empleados que consumen SPA y sobre cómo manejar dichos casos. En este punto se sugiere, a discreción de la empresa, pruebas antidoping aleatorias o por grupos.

Concluyendo, las ventajas para la empresa a corto, mediano y largo plazo son:

  • Mejoría de las relaciones interpersonales de los funcionarios, lo que influye en el ambiente laboral.
  • Disminución de robos y mermas
  • Mejoría en la atención al cliente
  • Disminución de accidentes laborales
  • Disminución en la rotación del personal
  • Disminución de las medidas disciplinarias
  • Incremento de la productividad
  • Aumento en la confiabilidad de la empresa

RESPONSABILIDADES DE LA EMPRESA

  • Poseer una política estricta sobre el abuso de drogas y alcohol.
  • Minimizar las oportunidades de uso de distribución de sustancias químicas en el ámbito laboral
  • Hacer que la ayuda esté a disposición de todos los empleados con problemas que afecten su rendimiento laboral.
  • Crear un entorno laboral lo más agradable posible.
  • Educar a sus empleados acerca de los efectos del consumo.